Así es como tu dieta afecta la salud de tu esperma

Si deseas tener hijos en un futuro no muy lejano, es probable que desees considerar seguir una nueva dieta.

 

Si estás buscando tener un bebé, necesitarás nadadores ganadores. Para la mayoría de los lectores, este dato probablemente no sea una sorpresa. Sin embargo, lo que te puede sorprender es hasta qué punto la calidad de ese esperma se ve afectada por las vitaminas y los minerales que consumes.

La calidad del esperma tiene cuatro aspectos principales: conteo de espermatozoides, es decir, la concentración de espermatozoides en una muestra de semen; morfología, que se refiere al tamaño y la forma de las células espermáticas; motilidad, que es la eficacia con que los espermatozoides pueden nadar; y volumen de semen, ya que se necesita una cantidad mínima de esta sustancia para que el esperma contenido se transporte a través del tracto reproductor femenino.

Ya sea en forma de alimentos o suplementos, se ha demostrado que aumentar la ingesta de ciertas cosas aumenta la calidad del esperma en las cuatro áreas. Si deseas tener un bebé en un futuro no muy lejano, es posible que desees considerar seguir una nueva dieta.

Mineral Zinc

Se ha demostrado que los hombres infértiles tienen menos zinc que sus congéneres más fecundos. Un estudio pequeño analizó el nivel basal de testosterona en suero de 40 hombres de entre 20 y 80 años de edad: la testosterona es vital para la función saludable de los testículos y una de las funciones principales de estos órganos es producir esperma. Durante las siguientes 20 semanas, los investigadores restringieron la cantidad de zinc que consumían los jóvenes mientras que se le dio a los participantes mayores, que tenían una deficiencia marginal de zinc, un suplemento diario de la sustancia. Los niveles de testosterona, que ayudan a la producción de espermatozoides saludables, fueron más bajos en los jóvenes, mientras que los hombres mayores experimentaron un aumento importante.

Otro estudio analizó directamente los niveles de zinc y la calidad del esperma de los hombres fértiles e infértiles. Descubrieron que independientemente de si eran fumadores o no, los sujetos fértiles tenían niveles de zinc seminal más altos que cualquier grupo infértil. El zinc no es un mineral que el cuerpo pueda almacenar, así que necesitas una dosis diaria si estás tratando de transmitir tus genes en un futuro cercano. La cantidad diaria recomendada para hombres y niños es de 11 mg por día y, si te gustan las ostras, estás de suerte. Solo seis ostras medianas te darán 32 mg o alrededor del 290 por ciento de la dosis diaria recomendada. También encontrarás zinc en la carne roja, aves, mariscos, lácteos, cereales fortificados, nueces y frijoles.

Vitamina B12

La vitamina B12 ayuda a prevenir el daño del ADN del esperma y mantiene la integridad genética del ADN para que cada una de las células creadas a través de la división y la replicación sea una réplica exacta de la célula que se dividió. Una escasez de vitamina B12, por otro lado, puede alterar la integridad genética del ADN y puede resultar en células que se producen de manera ligeramente diferente. No es algo que quieras para tu esperma, ya que estas células dañadas pueden incluir irregularidades relacionadas con enfermedades genéticas o cáncer.

“La deficiencia de B12 es sorprendentemente común, no solo en los ancianos” y agrega que los veganos y las personas que regularmente usan antiácidos pueden ser los más afectados. “También es vital para mantener una integridad y producción adecuada de ADN, especialmente en células de rápido desarrollo como las que producen sangre y esperma”.

Las vitaminas B12 y otras vitaminas del grupo B también desempeñan un papel importante en la producción de un antioxidante llamado homocisteína. La homocisteína es un antioxidante endógeno; lo que significa que solo se produce en el cuerpo humano, a diferencia de los antioxidantes dietéticos que ingerimos en forma de alimentos o suplementos. La homocisteína desempeña un papel importante en la protección de las células contra el daño oxidativo durante la producción de esperma y, dado que su fabricación en el cuerpo humano depende de la disponibilidad de vitaminas del grupo B, obtener una cantidad suficiente puede proteger la salud del esperma.

Puedes encontrarnos en:
UR Managua
Semáforos del Club Terraza 4 cuadras abajo 75 varas al Sur — Villa Fontana no. 71
Managua